El periodismo en México se ha convertido en una profesión riesgosa y lo es doblemente para las mujeres cuando cubren temas relacionados con violencia o seguridad, explicó la periodista y académica Socorro Díaz Palacios.